8 de enero de 2014

[Reseña-Flash Serie] Sherlock 3ª temporada - El coche fúnebre vacío.

ATENCIÓN: Entrada con SPOILERS

No puedo esperar para publicar mi impresión sobre el primer episodio de esta serie que me encanta y que hizo que me acercara a los relatos de Sir Arthur Conan Doyle.


Dos años hemos tenido que esperar para conocer cómo Sherlock engañó a todos y cómo fingió su propia muerte. Durante el mismo episodio se nos presentan varias hipótesis, cada una de una persona diferente: la primera de Anderson, quien se siente culpable después de haber pensado que Sherlock era culpable; de una fan de Sherlock (y para mí, asidua a Tumblr) y luego, por el mismísimo Sherlock, quien tuvo la ayuda de su hermano Mycroft y de muchos ayudantes. 

La historia se sitúa dos años después. Todos han seguido adelante, incluso John, quien se alejó de todos para superarlo, lo que hizo que dejara de estar en contacto con los demás. Ha cambiado e incluso está saliendo con alguien. Lo que me reí cuando la señora Hudson le preguntó por quién era "él". Después de tanto tiempo sigue pensando que entre Sherlock y él había algo (no eres la única, señora Hudson).
Por otro lado, Mycroft trae de vuelta a su hermano porque le necesita: hay una amenaza de atentado en Londres y Sherlock ya está listo para volver.

Tengo que decir que el reencuentro entre ambos ha sido tanto divertido como intenso. Sherlock decide disfrazarse (lo cual también hace en los libros) lo cual me hizo reír bastante. Luego, la cara de John cuando le reconoce me dejó con el corazón en un puño. Martin Freeman lo hace tan bien que se le ve en la cara lo dolido que estaba. Pero luego del shock vino la reacción que yo me esperaba de John: le da de hostias a Sherlock. Después de eso, se separan porque John está muy dolido y en cierto sentido, lo entiendo. 
En los libros, por otra parte, se desmaya y se alegra; pero este John es así.

Un momento que me encantó muchísimo fue cuando Sherlock y Mary hablan por primera vez. Me gustó mucho lo bien que han mostrado como Sherlock acepta a Mary como pareja de John, lo cual nunca hizo con las anteriores novias de éste. Y la cara que se le queda a John cuando Mary admite que Sherlock le gusta.
Una cosa que se me olvida es la broma alrededor del bigote que se ha dejado crecer John. A nadie le gustaba, incluso a Mary, pero es llegar Sherlock, decirle una y otra vez que se lo quite y John lo hace. Incluso la propia Mary se burla de eso.
Luego vienen el resto de reencuentros: con Lestrade, Molly (quien sabía que estaba vivo) y con la señora Hudson.

También se presenta al nuevo enemigo de Sherlock, quien secuestra a John y hace que casi le quemen vivo. Menos mal que llega a tiempo y le salva, sin importarle meterse entre las llamas. Esta parte me tuvo en vilo, sentada al borde del sofá.

Y poco a poco llegamos a la escena del vagón de metro. Para mí, lo mejor de toda el episodio: Sherlock admitiendo que no sabe desactivar una bomba y pidiéndole perdón a John, y éste perdonándole por todo. Hicieron que se me saltaran las lágrimas. Cumberbatch y Freeman son unos cracks. 
Y después de un momento tan intenso Sherlock empieza a reírse como nunca lo habría imaginado, él no sabe desactivar una bomba pero la bomba tiene un interruptor de apagado. Por un momento pensé que John le iba a pegar otra vez.


Para mí, Sherlock ha cambiado muchísimo desde el primer episodio hasta éste. Se le nota mucho más humano. Tiene sentido del humor y se ve que le gusta estar con las personas que aprecia. Puede que sea los dos años alejados de todos y sus ganas de volver que le hagan ser así. Pero no me quejo, me gusta el nuevo Sherlock.

En conclusión, El coche fúnebre vacío se ha convertido en uno de mis episodios favoritos de la serie. Me ha emocionado muchísimo, como hace tiempo que no lo hacía. Y ahora estoy deseando de ver el siguiente. 
Después de este episodio, se me olvida los dos años de espera que he tenido que aguantar.

2 comentarios:

  1. ¡Qué pedazo de reseña! La verdad es que yo ya te he comentado todo lo que tenia que comentarte de este capi :3 y coincido contigo en muchas cosas.
    Me han encantado los reencuentros y me he reído mucho con el de John, aunque también me ha parecido muy intenso. También me gusta mucho el nuevo Sherlock, porque se le nota el aprecio hacia las personas que quiere y porque me parto con su nuevo sentido del humor xD

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que en esta temporada están dejando un poco de lado los casos y el misterio para centrarse más en las relaciones entre personajes y, sobretodo, en cómo evoluciona Sherlock en personalidad. Sigue siendo una serie fantástica, eso sí.

    ResponderEliminar

Espero tu comentario ;)