23 de junio de 2014

[Reseña Libro] Brave Story - La Torre del Destino

Título: Brave Story - La Torre del Destino
Título original: Brave Story
Autor/a: Miyuki Miyabe
Editorial: Quaterni
Nº de páginas: 374 págs.
ISBN: 978-84-941173-4-3
Género: Aventura, fantasía

Continúa la aventura del joven Wataru en el mundo mágico de Visión. Con la ayuda de sus amigos, el acualio Kee Keema y la minines Meena, tendrá que encontrar las 4 gemas que le faltan para completar el Sigilo, la llave en forma de estrella que le permitirá acceder a la Torre del Destino, donde le espera la Diosa.
Una vez allí, la Diosa le concederá un deseo: Wataru tendrá que decidir entre salvar a los habitantes de Visión o reunir de nuevo a su familia y regresar a casa.

Desenlace del viaje de Wataru por Visión. En este libro, Wataru debe encontrar las gemas a contrarreloj porque Mitsuru va más adelantado, y sólo uno puede llegar a la Torre del Destino. 

Brave Story se ha convertido en una de mis sagas favoritas. Como dije en la reseña del primer libro, la historia no te deja indiferente y lo que vive Wataru no es un camino de rosas. Al final, el protagonista tuvo que madurar a marchas forzadas tras los sucesos que debe vivir en Visión.
Mitsuru, en este libro ha resultado ser un hijo de fruta. Y es que es verdad que él empredió su viaje para conseguir cambiar su destino, pero la forma en la que lo hizo me pareció excesivo. Encima, le echa en cara a Wataru que es tonto por preocuparse por las personas de Visión. En serio, chaval, tienes un problema. 
Es por estas cosas que me chocaba tela que los protagonistas sean solo niños de diez años. Les veo demasiada madurez en muchos aspectos.

Una de las cosas que más me han gustado de esta saga es que la historia en general está muy trabajada y el mundo de Visión está muy bien pensado. No me sorprende que haya sido adaptada a mangas, animes y videojuegos, porque va en esa línea.

Pero tengo una pega con este libro. No recuerdo como era el primero, pero en éste, ha habido muchísimas palabras cortadas por un guión al final de un renglón.
Por ejemplo:
Y él corrió y al to-
rcer la esquina...

Y cosas así que al principio hacía que me costase muchísimo meterme en la historia porque me chocaba tela. Al final me acostumbré, pero me ha parecido un fallo muy gordo.

En cuanto el final, me lo veía venir (no es muy difícil de intuir) pero me ha gustado y es que le pegaba. Además, tiene un reguto amargo, que hizo que se me saltasen las lágrimas.

En conclusión, Brave Story se ha ganado su hueco en mi estantería. Es un libro que recomiendo muchísimo y que creo que deberíais leer.

Libros anteriores:

Brave Story - Un nuevo viajero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Espero tu comentario ;)